Castro de Fazouro, una sorpresa arqueológica en plena A Mariña lucense


Castro de Fazouro, restos arqueológicos asentados en lo alto de una pequeña península que se adentra en el Cantábrico en las cercanías de la playa de Arealonga. La Punta de Fazouro. Enclave perteneciente al Concello de Foz, vecino de la vieja N-642. Su acceso resulta más sencillo, por menos confuso, viniendo desde Foz que desde Viveiro. Una carreterita que incluso salva angostamente unas vías de ferrocarril nos deja en sus inmediaciones. Abierto al público, sin vigilancia aparente, se pueden encontrar artículos en la prensa regional en los que se denuncia el robo de piedras y el espolio de piezas. [Mapas ViaMichelin]

Esta edificación ferroviaria, otrora en ejercicio, actualmente alberga la Asociación Islámica de Fazouro. Es la única mezquita de toda la comarca de A Marina y en su momento fue noticia porque la crisis económica les privó de su imán. También por un conflicto entre miembros de la asociación por el pago de las cuotas.

Castro de Fazouro. Edificaciones diseminadas por los paisajes cercanos al yacimiento en la zona de influencia de la Punta de Fazouro. Y con grandes vistas sobre el Cantábrico.

Castro de Fazouro. La playa de Arealonga.

Castro de Fazouro. Restos arqueológicos de este sorprendente asentamiento que se remonta al segundo siglo después de Cristo, aunque algunos hallazgos invitan a adelantar la estimación al primero. Abundan las construcciones de planta cuadrada o rectangular. Aunque conviven con alguna que otra de planta circular, su existencia denota una construcción tardía y una clara influencia de los modos romanos.

Castro de Fazouro. Los trabajos de recuperación más importantes tuvieron lugar en los primeros años de la década de los sesenta, aunque en el período 1988-1992 se acometieron diferentes actuaciones de consolidación y se profundizó en la investigación de los restos cerámicos hallados. José González de Sela y Torres, J. J. Suárez Acevedo, Carlos Alonso del Real y Antonio García Bellido han sido algunos de sus primeros investigadores. Fernando Carrera y Víctor Barbi fueron los últimos maestros de las operaciones.

Castro de Fazouro. De él se dice que es uno de los castros marítimos más excavados de toda la costa cantábrica. Los 400 metros cuadrados del conjunto, ubicados más en la Punta de Fazouro, o Punta do Castro, son el testimonio de un asentamiento de mayores dimensiones (hasta 7.000 metros cuadrados) que descansaría bajo tierra.

Castro de Fazouro. Restos de planta circular. El yacimiento, en marzo de 2017, permanecía a la espera de recibir la consideración de Bien de Interés Cultural, junto a la que se esperaba una necesaria reparación de los desperfectos sufridos por un muro.

Castro de Fazouro. Los acantilados de los alrededores. La acción de las aguas por estos pagos, de hecho, invitó a levantar un muro de hormigón para proteger todo lo posible los restos del castro.

Edificaciones en las cercanías de Punta de Fazouro, una vista desde el interior del Castro de Fazouro.

Castro de Fazouro. Muros y pavimentos. Enlazamos el artículo "El castro de Fazouro, un cuarto de siglo desde su musealización", de Andrea A. Espada Ballesteros.

Castro de Fazouro. Aquí, enlazado, el artículo de Andrea A. Espada: "Historia de la investigación en el Castro de Fazouro, Foz (Lugo); reflexiones para su puesta en valor".

[agosto de 2016]

No hay comentarios:

Publicar un comentario