Bares y entorno: de Semáforo hotelero, cercana punta, puerto pesquero y también playas


Punta de Bares. Ubicación de este accidente geográfico que popularmente sirve para contextualizar el Mar Cantábrico con respecto al Océano Atlántico (para entendernos, el Atlántico es todo; pero desde la Estaca de Bares hacia nuestra derecha ya se utiliza la denominación Mar Cantábrico para esas aguas). En la punta, el punto más septentrional de toda la geografía ibérica, se encuentra el faro de Bares, mientras que en lo más alto de la cumbre más cercana, techo de esta pequeña península, unos 210 metros sobre el nivel del mar, se ubica el hotel Semáforo de Bares. El enclave va a ganar notoriedad con la llegada de la Vuelta a España a sus proximidades en la edición de 2018. [Mapas Vía Michelín]

Otro mapa de la zona, fotografiado en una de las paredes de la cafetería que encontraremos en las instalaciones del Semáforo de Bares. Como ya hemos indicado antes esta pequeña península, escribimos en futuro porque faltan aún unos meses para que el acontecimiento se celebre cuando redactamos estas líneas, acogerá un final de etapa de la Vuelta Ciclista a España 2018. La ronda española llegará a esta zona en su duodécima etapa y las tomas de helicóptero prometen ser muy interesantes. En esta entrada vamos a centrarnos en el Semáforo, su entorno y el pequeño poblado de Bares.

Concejo de Mañón. Escudo del que es, dicen, el municipio más septentrional del estado español.

Semáforo de Bares, un hotel de tres estrellas que también es bar-cafetería y que destaca especialmente por las vistas que regala su terraza exterior. Aquí vemos el pequeño aparcamiento con el que cuentan las instalaciones. De pequeñas dimensiones y con ligera pendiente, no invita a una alta ocupación.

Contrates en la Ría do Barqueiro, también conocida como de O Vicedo. Serranías que prácticamente tocan las aguas del Cantábrico.

Semáforo de Bares. Las actuales instalaciones hoteleras fueron en otro tiempo construcciones de uso militar cuyo fin era el de comunicarse, mediante banderas, con las embarcaciones que se aproximaban a la costa. Y de ahí precisamente deriva su nombre.

Símbolo marino. Un ancla y un cabo.

Relax con vistas sobre esa ría do Barqueiro y las tierras circundantes.

Una terracita con encanto para los días de sol y suave brisa.

Instalaciones del Hotel Semáforo de Bares, desde las ajardinadas campas vecinas.



Muchas historias y momentos acaecidos en la zona pueden recuperarse de la memoria.

La isla de Coelleira, contemplada desde el entorno del Semáforo de Bares.

Flora local. Nos recordaba a algún tipo de camelia, pero no somos expertos en flora y tenemos serias dudas de que realmente se trate de una integrante de esta familia. Cualquier aclaración al respecto va a ser bienvenida y, de antemano, se agradece.

Margaritas.

Allí abajo se intuyen las instalaciones del faro de Estaca de Bares, una instalación que está en servicio desde la segunda mitad del siglo XIX y que se ubica, aunque en esta foto no lo parezca, en una zona de altos acantilados. Geoestratégica ubicación, sin duda.

Un visitante observa, allá abajo, la ubicación del faro de Estaca de Bares, así como la Punta de Bares en la que se asienta. Parece cercano y, estando próximo, no queda precisamente al lado de este punto.

Zona de aparcamiento en el pequeño núcleo de población de Bares. Es más, peculiar zona de aparcamiento en terrenos que diríamos de alguna forma se han ganado al mar. Al espigón de su pequeño puerto pesquero le llaman "O espigón fenicio" y cuentan que fue originalmente construido en el siglo VII antes de Cristo.

Entornos de O Porto do Bares, desde el espigón rocoso.

Bares. Una de las canchas de fútbol más curiosas que hemos visto jamás: frente a las aguas del mar y junto a un par de bares que no renuncian a su pequeña terraza. En Bares hay varios establecimientos hosteleros, concurridos en fechas festivas, donde degustar ricas viandas a precios comedidos.

O Porto de Bares. Desde el interior del Restaurante O Centro, uno de los varios establecimientos hosteleros existentes en el núcleo urbano.

Panel explicativo de lo que encontraremos en la Praia de Bares.

Entornos de la Praia da Concha de O Porto de Bares. Su nombre es toda una declaración de "intenciones" y nada como una foto aérea para descubrir el motivo que se hace ya evidente en la nomenclatura.

Embarcaciones en las aguas de O Porto do Bares, enclave donde pervive la labor pesquera.

Casco urbano de O Porto de Bares; en este caso, a pie de playa.

Playa... y montaña. Tranquila Praia da Concha.



Pequeñas embarcaciones pesqueras reposan en las cercanías del pequeño Puerto de Bares.

Praia da Concha, en la Ria do Barqueiro.

Praia da Concha, en la Ria do Barqueiro. Cuatro gatos en pleno mes de agosto en este tranquilo espacio de kilómetro y medio de longitud.

Praia da Concha.

Una niña observa el horizonte, y la vertiente contraria de la ría, desde la orilla del mar en esta peculiar playa de la Concha de O Porto de Bares.

[agosto de 2016]

No hay comentarios:

Publicar un comentario