La vida relajada cerca del Bar Restaurante Miami de la onubense Punta Umbría (agosto de 2012)


Quizá alguna vez fue un simple chiringuito. No lo sabemos. Lo seguro es que ahora es mucho más que eso. El Miami, un restaurante junto a la extensa playa de Punta Umbría, a buen tramo del agua por eso de particularidades costeras onubenses pero siempre a la verita suya. Abierto casi cinco décadas, pero bien maqueado para los tiempos actuales, el Miami inició su camino en 1967. Ahora mismo nos ofrece una terracita muy apañada, con un par de veladores bajos de maderas recicladas pintadas de blanco muy aparentes para la parada y fonda. Cañitas frescas y la posibilidad de tirar de la carta. Apetecible. Y no exclusivo,claro, pues ahí están otros muchos locales de tronío como el Miramar, el Paraíso, Periañez, Los conductores, Casa Gaspar, Canaleta Playa, El pescador, Camarón...

La de Punta Umbría no es un playa que enamore en ese sentido paradisíaco, lo que no es lo mismo que sea una mala playa. Ni mucho menos. Tiene todos los servicios, claro, pero su coraza de urbanizaciones varias y su concurrencia la masifican con el buen tiempo. Y son cuatro kilómetros de playa, señores, un sector de los seis, todo un contínuo, que conforman 13 de playas. Y una anchura constante en torno al medio centenar de metros. La gran extensión del aparcamiento regulado de sus cercanías es otra lata. Pero no un impedimento. Sevillanos, onubenses capitalinos (una autovía conecta directamente Huelva city con esta zona), extremeños y portugueses copan la lista de asistentes. Ganan muchos enteros sus calles todavía de arena en las casas bajas que se acercan a la primera línea de playa. Curiosas y atractivas. Hubo tiempos en los que los ingleses venían aquí a bañarse. Los british, tan presentes en la provincia por las cosas de la minería, fueron unos pioneros.

Las vistas, sin embargo, tienen su gracia, se intuyen cercanas las Marimas del Odiel y los alrededores son muy doñaneros (que no está aquí, claro); además, el clima es realmente benigno. Aquí como en pocos sitios cobra razón eso de “Costa de la Luz”. Cómo brilla la arena (la que se puede ver en medio de un mar de sombrillas, que no es mucha) y la antesala al líquido elemento. Un tono especial. El agua es fría y durante nuestra escala tocaron jornadas de algas. Y siempre nos quedará el Miami, un oasis para el refresco que por las noches se anima bastante. Marchando una ronda, pues. Bien lo sabe hasta Mauricio Colmenero, el personaje de Aída que interpreta el actor Mariano Peña, natural de la onubense Manzanilla.

Punta Umbría. Ubicación geográfica de este núcleo onubense de gran renombre vacacional en una peninsulita plena Costa de la Luz. El municipio celebrará el 26 de abril 2013 sus primeros 50 años como entidad de población independiente. Hasta entonces formaba parte de Cartaya. Entre El Portil y Punta Umbría, en la playa de la Bota o del Cruce, apareció en 1943 el cadáver de un soldado británico que resultaría, por ser un montaje concebido bajo la denomación operación Mincemeat, muy importante para el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial. El soldado William Martin (nombre falso) está enterrado en un cementerio de Huelva capital.

Un rinconcito del Miami con vistas muy atractivas y el encanto de las cosas hechas a mano. ¿A qué sí? Buenas ideas dignas de un bricomanía.

El Miami, en marcha desde 1967, se encuentra en el calle Miramar, número 15. Una particularidad de su entorno es que siguen conservándose pequeñas calles de arena. En los cielos, un par de globos "venden" publicidad en las alturas. El Sevilla Fútbol Club también sondea posibles abonados entre la concurrencia de la zona gracias a las pancartas que "arrastran" pequeños aeroplanos, un clásico del verano.

Una cerveza Cruzcampo bien fresquita con vistas a la llamada playa Urbana de Punta Umbría.

Pasarela de madera que comunica las calles urbanizadas cercanas y una zona con duchas con la playa Urbana de Punta Umbría. Es la zona más urbanizada, por lo que cuenta con todos los servicios e infraestructuras. O los mejores.

La calidad de la arena de la playa de Punta Umbría.

Veraneantes. Las playas onubenses, con Punta Umbría al frente, son destino preferencial para sevillanos y extremeños. Y muy muy familiares.

Un mar de sombrillas rivalizan en colorido y dimesiones aportando sombra, lo cual se agradece.

La gigantesca playa de Punta Umbría. Se aprecian algunos edificios de esos mastodónticos vinculados a los grandes resorts y hoteles aquí presentes. Estas aguas fueron inicialmente "descubiertas" por la gran colonia inglesa vinculada a la minería onubense, con las minas de Riotinto al frente.



La playa Urbana.

Pequeñas olas...

El Miami y su entorno, visto desde debajo de la sombrilla.

Por su interés informativo, aquí adjuntamos este vídeo que encontramos en Youtube.

2 comentarios:

  1. Hola, conozco muy bien Punta Umbría y la verdad es que la descripción que haces es muy muy cercana a la realidad. Lástima esas algas que empañaron este verano nuestros baños.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Hola,me gustaría que esté año volvieras, hacemos 50.

    ResponderEliminar